Tag Archives: aprender idiomas

Cómo empezar a aprender coreano y no morir en el intento

En los últimos años ha crecido enormemente el interés por aprender coreano, lo cual puede parecer, a priori, un tanto extraño. Sin embargo, antes de tachar este hecho de inusual, tienes que saber que el coreano es un idioma asiático hablado por más de 75 millones de personas. Este impresionante número de hablantes nativos de coreano se encuentra repartido entre las dos Coreas, Corea del Norte y Corea del Sur, pero también entre países como China, Japón, Uzbekistán, Kazajistán y Rusia. Esto la sitúa al coreano en el número 12 de las lenguas por número de hablantes nativos, por delante de lenguas tan prominentes como el alemán o el francés. Por ello, no debería extrañarte la popularidad que ha adquirido en los últimos años el interés por aprender coreano. Y si eres de esos a los que le interesa hablar coreano, estate al loro, porque en este post os traemos los mejores trucos para empezar a aprender coreano y no morir en el intento.

Estudia el alfabeto coreano

Si quieres aprender coreano, una de las primeras cosas que tienes que hacer es conocer el idioma bien, lo cual incluye su alfabeto. Este, conocido como hangul, es relativamente sencillo aunque, evidentemente, es completamente diferente al alfabeto latino del que deriva el alfabeto español, por ejemplo.  En términos generales, debes saber lo siguiente:

– El hangul está compuesto de 24 letras (14 consonantes y 10 vocales). Si le sumamos los 16 diptongos y las consonantes dobles tenemos un total de 40 letras, en total.

– Por otro lado, el coreano utiliza casi tres mil caracteres chinos, llamados hanja. Estos caracteres se utilizaban antiguamente para representar palabras de origen chino. Sin embargo, el hanja se encuentra limitado hoy día sobre todo al ámbito escrito de textos académicos, periódicos, literatura, nombres propios, etc. De hecho, en Corea del Norte no se utiliza el hanja desde 1949.

Los números coreanos

El coreano no dejará de sorprenderte nunca, te lo aseguro. En el caso de los números has de saber que utilizan dos sistemas diferentes según lo que se quiera expresar:

– Sistema de numeración coreano nativo: normalmente se utiliza para expresar edades, la hora, número de personas o cosas, entre otros.

– Sistema de numeración sino-coreano: este sistema proviene del sistema numérico chino, y se utiliza por lo general para fechas, temperatura, dinero, direcciones, números de teléfono y números superiores a 100.

Si quieres aprenderte bien los números, te recomiendo que visites este artículo.

Aprende Konglish

aprende konglish

Sí, al igual que los hispanohablantes decimos “Spanglish”, los coreanos tienen el “Konglish”. Como sabrás, todos los días cientos de idiomas añaden nuevas palabras a su vocabulario, y en muchos casos estas palabras provienen de otras lenguas. En el caso del coreano, la influencia mayoritaria hoy día proviene del inglés, por lo que en coreano existen miles de préstamos lingüísticos ingleses que utilizan en su día a día. Por ejemplo, palabras como “computer”, “taxi” o “helado” se pronuncian casi igual en coreano que en inglés. Por ello, te animo a que refuerces tu inglés a la vez que aprendes coreano, ya que te será realmente útil para recordar muchísimas palabras más fácilmente.

La gramática coreana está tirada

Así es. La gramática coreana es muchísimo más fácil que la gramática de idiomas como el francés o el español. Esto se debe a que, entre otras cosas, cuando se conjugan los verbos se hace con la consonante o vocal final, y los cambios son muy regulares y predecibles. Además, los verbos no cambian según los pronombres, como pasa en español. Esto hace la conjugación de los verbos coreanos infinitamente más fácil. Y por si fuera poco, no está de más saber que los pronombres coreanos apenas se utilizan, ya que suelen únicamente utilizar el verbo y, por el contexto, se deduce el resto del mensaje.

gramática coreana fácil

Encuentra los mejores recursos para aprender coreano

Como para muchos idiomas, para el coreano existen infinidad de recursos online que te pueden ayudar a aprenderlo. Por ejemplo, para aprender y practicar el alfabeto, puedes visitar esta web interactiva. Si quieres agenciarte un buen diccionario coreano, te recomiendo éste de aquí. Como ves existen muchos, simplemente tienes que buscarlos online. Y si prefieres que te den una lista ya de los mejores recursos, deja de buscar, aquí la tienes.

No te obsesiones con los aspectos más difíciles del coreano

Aunque en el futuro tu objetivo sea dominar el coreano, para empezar  a hablarlo debes evitar los aspectos más difíciles de este fascinante idioma. Por este motivo, te animo a que aprendas, en primer lugar, el vocabulario coreano de uso diario. De esta forma podrás desenvolverte en poco tiempo para situaciones diarias coloquiales.

Además, ya hemos mencionado que la gramática coreana es bastante sencilla. Pues bien, debes saber que transformar palabras coreanas a verbos es muy fácil una vez que conoces el verbo “hacer”. En cuanto conozcas bien ese verbo, puedes añadirlo al final de muchísimas palabras coreanas para que funcionen como una acción.

Memoriza frases comunes y coloquiales

aprender vocabulario coreano

En la misma línea que el punto anterior, aunque tu objetivo sea profundizar en el idioma, debes empezar por aquello que te va a ser realmente útil, especialmente al principio. Por ello te recomiendo que encuentres un buen libro con las frases coloquiales más comunes del coreano y te lo estudies bien estudiado. De este modo podrás empezar a comunicarte desde el primer día. Aquí tienes un ebook que puede ayudarte, pero te recomiendo que investigues un poco más y encuentres el que mejor se adapte a tus necesidades.

El coreano no tiene tonos

Aunque la pronunciación puede suponer un problema al principio, el coreano es mucho más fácil que otros idiomas. Las palabras coreanas pueden tener diferentes significados, pero pero para todos se utiliza la misma pronunciación, cosa que no pasa en idiomas como el chino, donde cada significado tiene una entonación diferente.

En ciertas lenguas, llamadas lenguas tonales, el tono de una palabra puede cambiar su significado por completo, lo cual dificulta su aprendizaje muchísimo. Pero con el coreano no debes preocuparte por eso.

Los coreanos y el intercambio de idiomas

Los hablantes nativos de coreano están, por lo general, muy orgullosos de su idioma y les fascina que personas de otras nacionalidades y culturas se interesen por él. Por ello, no es difícil encontrar personas que estén interesados en enseñarte coreano. Para ello, te animo que pruebes a realizar intercambios de idiomas en los que tú puedas enseñarles español, u otro idioma que conozcas, y ellos puedan ayudarte a aprender coreano. Como bien sabes, el intercambio de idiomas es una de las mejores maneras de obtener práctica oral de un idioma de manera completamente gratuita.

Disfruta del aprendizaje y ten una actitud positiva

actitud positiva aprender coreano

Cuando aprendemos un idioma, la actitud frente a las dificultades que plantea un idioma marcará la diferencia. Si cuando encuentras un problema con un idioma te frustras o te desanimas, es que no lo estás haciendo bien o que simplemente no te interesa aprender un idioma, lo cual es perfectamente respetable. Sin embargo, si realmente quieres aprender un idioma como el coreano, es importante que tengas una actitud abierta y flexible a la vez que positiva. Por eso te animo a que disfrutes del proceso de aprendizaje, que te sumerjas en la cultura y disfrutes las diferencias culturales y lingüísticas de un idioma como este. Por ejemplo, en los últimos años ha cobrado especial importancia el K-pop (el pop coreano). Si te gusta escuchar música, ¿por qué no incorporar este tipo de elementos culturales a tu día a día? Estoy seguro de que la cultura coreana tiene un montón de cosas que te harán disfrutar a la vez que aprendes coreano.  

¿Te has animado ya a aprender coreano? Si te ha resultado útil este post, no te olvides de dejarnos un comentario y de compartirlo. Cuéntanos qué recursos utilizas tú y cómo de fácil o difícil te está resultando aprender coreano.

11

Leer: 7 razones por las que debes leer más

La mayoría de tus profesores, o al menos de tus profesores de idiomas, te habrán dicho cientos de veces lo importante que es leer para aprender un idioma, o para cualquier cosa, en realidad. Como estudiante, seguramente habrás asentido despreocupadamente y se te habrá olvidado en cuanto saliste del aula. O igual pensaste, “¿quién tiene tiempo para leer?” o “¡No voy a entender nada en otro idioma!” Pero oye, lo que no nos planteamos es la efectividad de la lectura para aprender un idioma extranjero o incluso para mejorar el nuestro. De hecho, en ocasiones es más recomendable pasar menos tiempo memorizando interminables listas de vocabulario y pasar más tiempo leyendo. Y si crees que no vas a entender un libro en otra lengua, ¿por qué no pruebas a leer alguna adaptación para aprendices? Hay muchísimos libros que han sido adaptados o escritos con un nivel específico en mente, por lo que te aseguro que habrá alguno que se adapte a tus necesidades. Y si aún no te he convencido, aquí tienes siete beneficios que te ofrece la lectura.

1. Leer mola

Al igual que ver una peli, una serie o jugar a un video juego es muy divertido, ¡leer también lo puede ser! Lo único que necesitamos es encontrar una historia o un tema y empezar a leer. Si no tienes muy claro qué leer, pregúntale a un amigo o métete en alguna página web para encontrar recomendaciones. Te puedo asegurar que si te gusta lo que estás leyendo, tienes muchísimas más probabilidades de aprender. Además, una vez te hayas enganchado a una historia en particular, verás lo difícil que es dejar de leer para hacer otras cosas sin importancia, como… aué se yo, ¿¡comer!?

2. Aprendizaje global

Toda oración que se lee contiene un mensaje. Imagínate leer un libro, repleto de capítulos, párrafos, oraciones y frases; o un artículo de un tema que te apasione. Te sorprenderá la cantidad de cosas que puedes aprender acerca de cualquier tema. Simplemente tenemos que encontrar algo que nos interese. Por ejemplo, si estás aprendiendo inglés y te gusta la ciencia, puedes visitar una web como IFL Science y leer acerca de lo que está pasando en el mundo científico. O si te interesan los temas de actualidad, ¿por qué no visitas The Atlantic o algún periódico en inglés? Además, existen magníficas revistas para alumnos y profes de inglés, como Yes Magazine o Speak Up. Éstas normalmente publican artículos interesantes acerca de una gran variedad de temas, y todo adaptado para personas que estén aprendiendo inglés. Así que si estás aprendiendo inglés, ¡visita algunas de esas webs ya! Y si estás aprendiendo otros idiomas, seguro que también hay otros recursos muy interesantes. De hecho, si conoces alguno, puedes dejarnos un comentario explicando cuáles son y cómo los utilizas.

3. Habilidades comunicativas integradas

Leer es lo que los lingüistas y los profesores llamamos una “habilidad escrita receptiva”. Esto significa que es una habilidad que implica la recepción del mensaje de forma escrita. Sin embargo, debes saber que los beneficios de cualquier habilidad lingüística no se limitan a dicha habilidad, sino que también se extienden a otras. For ejemplo, cuando lees, estás mejorando, entre otras, las siguientes habilidades:

  • Escritura: aparte de escribir, leer es la mejor manera de aprender a escribir. Probablemente no haya un solo escritor que no sea un ávido lector. Leyendo podemos aprender distintas maneras de expresarnos, diferentes estilos de escritura, fórmulas específicas, etc. De hecho, según los chicos de Grammarly, copiar, o mejor dicho, imitar, es una manera genial para mejorar nuestra escritura.
  • Uso del lenguaje: el tiempo de exposición a un idioma tiene un impacto enorme sobre cómo utilizamos dicho idioma. Por este motivo, leer afecta a tus habilidades gramaticales, tu vocabulario, etc. Si estás estudiando para un examen de Cambridge English, leer te ayudará en gran medida a superar la parte de Use of English. Si no, ¿cómo crees que vas a familiarizarte de verdad con todas las preposiciones y expresiones idiomáticas? La mejor forma es leyendo, escuchando y prestando atención.
  • Ortografía: la exposición a un idioma de forma escrita afecta también a nuestra ortografía, especialmente, si se trata de un idioma como el inglés, con tantas irregularidades o inconsistencias ortográficas y de pronunciación. Las dobles consonantes, consonantes silenciosas, agrupaciones de consonantes, etc., serán más fáciles de recordar si las leemos a menudo. Ten en cuenta que la exposición repetida a una palabra o combinación de letras hará que recuerdes dicha palabra o combinación mejor en el futuro.

Además de estas habilidades lingüísticas, leer también afectará a tus habilidades sociales, ya que tendrás muchísimo más de lo que hablar con amigos y familiares. 😉

4. Lengua materna

Está más que demostrado que leer en un idioma extranjero mejorará el conocimiento de nuestra primera lengua. Imagínate que leyendo te encuentras una palabra que no entiendes, así que la buscas en un diccionario o traductor. Puede ser que la definición o la palabra no la conocieses en tu propio idioma, así que estarías aprendiendo 2 palabras a la vez: ¡Lee una palabra, aprende otra gratis! Además, leer en una lengua extranjera te hará darte cuenta de cómo están las palabras organizadas, o de la estructura de las frases. Todo eso puede ayudarte a identificar similitudes y diferencias entre tu lengua materna y la extranjera. A nivel personal, puedo asegurarte que aprender y enseñar inglés me ha ayudado a entender la gramática española mejor que estudiándola directamente (¡a pesar de los esfuerzos de mis profesores!).

5. Relajación

Has tenido un mal día en la oficina, o has discutido con tu pareja y te gustaría dejar de pensar en ello un rato. A veces es imposible conseguirlo sin un poco de ayuda, así que, en esos casos, coge un libro y empieza a leer. Te prometo que así podrás mantener tus pensamientos alejados de los problemas que puedas tener. De hecho, después de un tiempo leyendo, probablemente lo veas todo con algo más de perspectiva. Así estarás en una mejor posición para tomar decisiones, ya que estarás más calmado o calmada. E incluso si no has tenido un mal día ni nada por el estilo, pero te gustaría despejar tu mente un rato, coge un libro y relájate en la cama o en un buen sillón. ¡Es divertido y relajante! De hecho, como digo en inglés, I love to readlax! (vale, sí, esa palabra me la acabo de inventar…xD)

6. Tu cerebro

Del mismo modo en que leer mejora tus habilidades comunicativas, también tendrá una serie de beneficios para tus habilidades cognitivas. El simple hecho de tener que seguir un argumento o el desarrollo de una idea a lo largo de un artículo te ayudará a mantener tus habilidades analíticas despiertas. Además, estar sentado y concentrado en un texto durante un periodo de tiempo mejorará tu concentración. En mi caso, desde que me aficioné de verdad a la lectura con el libro electrónico que recibí en las navidades de 2014, me he dado cuenta de que puede leer relativamente bien incluso cuando el entorno no es de lo más adecuado: la tele puesta, gente hablando, etc. Finalmente, bueno, esto puede parecer obvio, pero aún así merece la pena mencionarlo: leer mejora nuestra memoria. ¡Es así de simple! Y, claramente, esto está muy relacionado con lo que hemos visto antes de la ortografía y el vocabulario.

7. ¡Es (prácticamente) gratis!

¡Es cierto! Leer, al igual que el intercambio de idiomas, es barato, probablemente de lo más barato. Es verdad que comprar uno de los últimos bestsellers en nuestra librería local nos puede parecer algo caro, ya que pueden llegar a costar más de 20€. Pero piensa en las horas que pasamos leyendo un libro. Si haces unos cálculos aproximados, probablemente te darás cuenta de que pagas menos de un euro por hora de lectura. Es fantástico, ¿no crees? Por otro lado, existen maneras más baratas de conseguir buenos libros. Por ejemplo, tenemos los formatos electrónicos (.epub, .mobi, etc.) para libros electrónicos como Kindle. De hecho, comprar libros electrónicos no solo es más barato, sino que también es mucho más ecológico. Por otro lado, existen libros que podemos descargar de manera gratuita porque los derechos de autor han caducado. Y por último, existen numerosas tiendas físicas y online que venden libros de segunda mano a un precio muy asequible. Y si estás en un país como el Reino Unido, puedes visitar algún charity shop (tienda de caridad), donde suele haber una variedad de libros a un precio de risa.

Así que, ¿a qué esperas? Leer es divertido, mejora tus habilidades comunicativas y cognitivas, y es prácticamente gratis. Piensa en una actividad de ocio tan completa como la lectura. ¡Es imposible!

Si te ha gustado este post no dudes en compartirlo. Y si estás leyendo algo en este momento, déjanos un comentario con el título del libro o lo que sea que te guste leer.

1

Intercambio de idiomas: 12 grandes ventajas

Hoy en día, muchísima gente habla de los famosos intercambios de idiomas. Para aquellos de vosotros que aún no estéis familiarizados con este término, el intercambio de idiomas, también llamado tándem, es una forma alternativa de aprendizaje en la que dos personas con diferentes lenguas maternas conciertan una cita para enseñarse un idioma el uno al otro. De este modo, si tu lengua materna es el español y te interesa aprender inglés, debes quedar con alguien que hable inglés y que quiera aprender español. Durante la sesión de intercambio de idiomas, lo ideal es que dediquéis parte del tiempo a hablar en inglés y otra parte a hablar en español. Aunque se pueden hacer otras cosas aparte de hablar, la esencia del intercambio de idiomas recae en la práctica de la comunicación oral. Sin embargo, el intercambio de idiomas tiene muchísimos beneficios que seguramente nunca os habíais planteado, y en este post vamos a ver 12 de esas ventajas.

1. Práctica oral

Como he mencionado en la introducción, la práctica oral (el famoso “speaking”, en inglés) es probablemente uno de los aspectos en los que el intercambio de idiomas nos beneficia en mayor medida. Normalmente, cuando dos personas deciden realizar una sesión tándem, deciden quedar en una cafetería, un bar, un restaurante, o incluso en un parque. Por este motivo, lo más fácil de hacer en esos sitios es hablar. Además, y esto es prácticamente innegable, hablar es normalmente la destreza que más nos cuesta desarrollar en una lengua extranjera. Esto se debe a varios motivos, entre los que podemos destacar que no es fácil encontrar a alguien que hable el idioma que necesitamos practicar. Además, aprender a hablar requiere muchísima práctica, especialmente si queremos adquirir un acento natural, y, como ya he dicho, necesitamos a alguien con quien hablar, por lo que es prácticamente imposible mejorar por nuestra cuenta.

Pues lo dicho, lo más fácil es hacer intercambios de idioma.

2. Atención individualizada

Hay momentos en los que, cuando queremos aprender un idioma, no nos sentimos cómodos rodeados de personas a las que no conocemos bien. Esto nos puede pasar, por ejemplo, en una academia de idiomas. Aunque aprender como parte de un grupo tiene muchísimas ventajas, a veces podemos sentirnos incómodos o podemos sentir que necesitamos más atención del profesor para poder mejorar más rápidamente.

La mayoría de los intercambios de idioma tienen lugar en parejas, por lo que son geniales si crees que necesitas atención individualizada. De esta forma, la otra persona puede centrarse única y exclusivamente en lo que tú estás diciendo, en vez de ir cambiando entre personas, como cualquier profesor tiene que hacer normalmente.

3. Feedback instantáneo

Otra de las cosas que caracteriza el intercambio de idiomas es que al instante podemos saber si lo estamos haciendo mal o bien. Lo bueno de tener a un hablante nativo con nosotros es que sabrá al instante si estamos cometiendo algún fallo, y sabrá ofrecernos una corrección o una alternativa adecuada a lo que hemos dicho. Por otro lado, los alumnos de idiomas muchas veces nos preguntamos si un nativo nos entendería bien. Pues mirad, durante cualquier tándem tendremos una respuesta inmediata a esa pregunta, ya que tendremos feedback de manera instantánea.

4. Práctica en vivo y en directo

Los métodos de aprendizaje tradicional tienen sus ventajas, pero está más que comprobado que también tienen sus grandes inconvenientes. De hecho, cuando oímos las palabras “aprender” o “estudiar”, nos imaginamos en una clase o en casa, apoyados sobre un escritorio con los libros abiertos delante de nosotros, intentando memorizar listas y definiciones. Normalmente, no hay nada de malo en ello a no ser que esa sea la única forma que tienes de aprender/estudiar.

En una sesión de intercambio de idiomas te puedes olvidar de los libros y de las repeticiones memorísticas. Durante una sesión de tándem, tu compañero y tú estáis ahí, para practicar en directo en ese lugar y en ese momento. No hay examen ni presiones externas, simplemente estáis tú y tu compañero, lo cual es genial para aprender cómodamente.

5. Práctica natural

Cuando estudiamos en casa o en el colegio, desafortunadamente, todo parece un simulacro de la realidad. Ello hace que el aprendizaje sea, en ocasiones, muy artificial, o al menos que lo parezca. Cuando realizamos un intercambio de idiomas, eso no pasa. Eso no pasa porque durante el tándem no estáis actuando, ni haciendo ningún tipo de simulación. Al ser algo que pasa en directo, se trata de algo que nos proporciona situaciones naturales en escenarios reales, teniendo conversaciones reales con gente de verdad. Se trata de una experiencia completamente verídica y natural.

6. Comunicación real

Aunque utilizar libros de texto para aprender un idioma tiene innumerables beneficios, para aprender un idioma de manera efectiva, hemos de estar en contacto con el idioma real de forma directa. Y dicho “idioma real” puede, en muchos casos, diferir en gran medida del idioma que encontramos en los libros. De hecho, muchísimos alumnos avanzados en una lengua extranjera aún recuerdan lo difícil que les resultó entender a hablantes nativos la primera vez que hablaron con alguno en una situación real, aun teniendo un nivel alto de antemano. Esto es algo normal y que nos pasa, o nos ha pasado, a todos, y se debe a que el idioma que aprendemos de los libros de texto está muy idealizado. Por ejemplo, no suele haber ruido de fondo, no hay acentos locales fuertes, siempre hay instrucciones, etc. Durante un intercambio de idiomas nos saltamos todas esas limitaciones y nos ponemos en contacto directamente con el idioma de verdad, tal y como lo hablan los hablantes nativos de la lengua que estás aprendiendo. Esto nos lo pone muchísimo más fácil para comprender a la gente cuando viajamos, os lo aseguro.

Además, cuando conocemos a un hablante nativo, tendremos la oportunidad de aprender expresiones idiomáticas de lo más actuales. Esto significa que aprenderemos palabras y frases que no aparecen en los libros de texto, ya sea porque no están actualizados o porque algunas expresiones no sean del todo apropiadas para un contexto estrictamente educativo. Sin embargo, que no sean del todo adecuadas para un libro de texto no significa que no merezca la pena aprenderlas.

7. Temas significativos

Seguimos viendo lo realista que son los intercambios de idiomas. ¿No estáis un poco cansados, cuando estáis aprendiendo un idioma en clase, de tener que hablar sobre “proteger el medio ambiente”, “actividades al aire libre”, “especies en peligro de extinción”, “tecnología e internet”, etc.? ¿Por qué no hablamos de los conflictos bélicos que ocurren alrededor del mundo, o de las próximas elecciones en nuestro país? ¿O de los cotilleos de algunas estrellas mundialmente conocidas? Una de las grandes ventajas del intercambio de idiomas es que nos permite elegir cualquier tema de conversación, dejando atrás los tradicionales temas de los libros de texto, que tan trillados tenemos ya. Hemos de ser nosotros mismos y hablar de cosas que realmente nos interesen.

8. Flexibilidad geográfica

Otra de las cosas buenas de los intercambios de idiomas es que podemos elegir dónde realizar la sesión tándem. ¿Tenemos ganas de echarnos un café? Sin problema. Simplemente tenemos que acordarlo con nuestra pareja de intercambio y punto. Además, y esto es algo muy interesante, podemos adaptar lo que queremos aprender según el sitio dónde realicemos el intercambio de idiomas. Por ejemplo, si queremos aprender a pedir algo en un bar o un restaurante, podemos irnos a uno con nuestro/a compañero/a y practicar. ¿Queremos aprender vocabulario de la ciudad? Pues nos vamos a dar un paseo y vamos hablando de lo que nos vamos encontrando, pudiendo preguntar cosas y aprender sobre la marcha. ¡Esto es genial!

9. Conocer gente nueva

Una de las cosas que hace del intercambio de idiomas algo especial (¡aparte de todas las ventajas anteriores!) es la oportunidad de conocer gente nueva. Esto es especialmente relevante cuando nuestros amigos ya no viven en la misma ciudad, o cuando nos hemos mudado temporal o permanentemente a otra ciudad. A veces es difícil hacer amigos. Pues bien, ¿por qué no nos tomamos un café con algún desconocido mientras practicamos una nueva lengua?  Puede que no todas las personas con las que quedemos vayan a convertirse en nuestros mejores amigos, pero seguro, segurísimo, que vamos a encontrar a alguien con quien encajemos y con quien disfrutemos pasar el rato. ¿Quién sabe? ¡Igual conocemos a nuestra media naranja, con quien tendremos hijos bilingües o, incluso, trilingües! Pero bueno, ¡no adelantemos acontecimientos! Simplemente recordad que las sesiones de tándem son geniales para conocer a gente nueva.

10. Actividades dinámicas

El aprendizaje de un idioma no debe estar restringido a un aula, con un profesor, un libro y unos compañeros de clase. Si organizamos nuestro propio intercambio de idiomas, podemos aprender un idioma mientras hacemos algo divertido. Por ejemplo, podemos ir de paseo con nuestro perro y nuestro compañero de intercambio. Y, ¿por qué no nos vamos a un bar a ver un partido de fútbol? Haciendo esto, podemos aprender mucho vocabulario relacionado con el deporte, por ejemplo. Existe una infinidad de posibilidades. Simplemente tenemos que pensar, “¿qué me gustaría hacer y dónde me gustaría hacerlo?”, y luego lo hablamos con nuestro compañero de tándem para llegar a un acuerdo.

Recordad que la manera más auténtica, y probablemente más eficaz, de aprender un idioma es mientras hacemos cosas reales, especialmente si lo que hacemos nos gusta.

11. Práctica grupal

Hasta ahora hemos hablado solo del intercambio de idiomas como algo entre dos personas. Sin embargo, las sesiones de tándem pueden realizarse en grupo también, por lo que podemos llevar a un amigo o una amiga para que el intercambio sea más dinámico. Esto puede ser especialmente útil para reducir el estrés que nos puede producir quedar por primera vez con alguien completamente desconocido. Además, 4 o 5 cabezas piensan más que 2, por lo que habrá muchos más temas de conversación.

La idea de los intercambios grupales también afecta a los beneficios mencionados anteriormente. Por ejemplo, podríamos llevar a cabo un intercambio de idiomas mientras jugamos a un juego de mesa con un grupo de personas. También conoceremos a más gente, lo cual será muy positivo para nuestra vida social, ¿no creéis?

12. El intercambio de idiomas es GRATUITO

Por último, pero no menos importante, como ya mencionamos en un post anterior, el intercambio de idiomas es completamente gratuito. Sí, así es, no cuesta absolutamente nada. A ver, si realizamos el tándem en una cafetería, bar o restaurante, igual nos gastamos algo de dinero, pero no tenemos por qué hacerlo ahí si no queremos. Así que si andamos un poco ajustados de pasta, podemos organizar una sesión de intercambio en algún sitio donde no necesitemos pagar por nada. Así que el dinero ya no es una excusa para no aprender un idioma, ¿eh?.

Si aún no estáis convencidos de los beneficios del intercambio de idiomas…, bueno, ¡ya eso es imposible! Si os ha gustado este post, compartidlo con vuestros amigos. Y si tenéis alguna pregunta, podéis dejarla en los comentarios.

3

5 razones por las que uTandem es para ti

uTandem te conecta con la gente que te rodea, con gente que habla otros idiomas y que quiere practicar tu idioma. Realmente simple, ¿verdad? Pero, ¿qué es lo que hace a uTandem tan especial? ¿Por qué deberías usarlo para conectar con otras personas que te rodean? Veamos.

1. Aprende otro idioma con uTandem

Aprender una segunda lengua es tan importante que es realmente difícil explicarlo con una sola frase. Avance profesional, desarrollo académico, reto personal, viajar o placer son sólo algunas de esas razones. Seguramente el mejor resumen sea el siguiente:

Y si quieres que esas puertas empiecen a abrirse ya, empieza a usar uTandem. Podrás aprender cualquier idioma que quieras. Simplemente tienes que descargarte la app y empezar a conectar con alguien que hable ese idioma. Así de simple.

2. Sin fronteras

uTandem es un servicio mundial. ¿Estás de viaje en el Reino Unido y tienes tiempo para practicar tu francés? Simplemente abre la app y conecta con alguien cerca de ti que hable francés.

3. Profesionales de los idiomas

Dondequiera que estés, siempre habrá alguna academia o algún profesor esperando a aprendices como tú. Con uTandem podrás contactar a estos profesionales inmediatamente. Incluso puedes recibir notificaciones con información acerca de sus clases, cursos y otros eventos. Así que si alguna vez requieres ayuda profesional, con uTandem podrás elegir entre una gran variedad de opciones cerca de ti.

4. Socializa

Con uTandem conocerás a gente de otros países, que habla otro idioma y tiene otra cultura. No sólo aprenderás un idioma, sino también todo lo que rodea a ese idioma y a sus hablantes. Además, puedes hacerlo de distintas maneras: puedes chatear utilizando la app, puedes encontrarte con otra persona para tomar un café en una cafetería, o puedes elegir un ambiente más animado. Como usuario, recibirás notificaciones de bares, pubs, cafeterías y otros locales que organizan intercambios lingüísticos para gente que quiere practicar otro idioma. Estarás informado de todos los eventos que tienen lugar cerca de ti. ¡No te los pierdas!

5. Gratis 

¡Ah! Casi se me olvida. Sí, es completamente gratis. Con un simple registro en la app ya puedes empezar a aprender otro idioma. ¿Mola, eh?

¿A qué esperas?

¿Haces uTandem?

1